Smartphone con tienda virtual en mercado

Hacer las compras ya no será lo mismo con estas tecnologías

Como ya es sabido las nuevas tecnologías están irrumpiendo con fuerza en varios de nuestros ámbitos, sobre todo de los más cotidianos. La compra de nuestros víveres diarios no va a ser la excepción. Ya comienzan a verse los primeros indicios de intervención de la tecnología en nuestra experiencia de compra. El objetivo básico que persiguen las grandes cadenas de supermercados es la fidelización del cliente mejorando la experiencia de compra al incluir nuevas tecnologías en este proceso. Esta semana se conoció la información de que TESCO, al día de hoy la quinta empresa de retail más grande del mundo y con su sede en Reino Unido, ha comenzado a idear cómo serán los supermercados en el futuro modificando algo tan cotidiano para todos como ir a hacer las compras.

Lo que pretende la cadena es incorporar robots e inteligencia artificial para proporcionar valor añadido a sus clientes, y mejorar la eficiencia en la gestión de stocks. Claro que no debemos esperar encontrarnos un robot en caja pasando tu compra y diciéndote el total, pero si reponiendo unidades faltantes y actualizando e inventariando a tiempo real el contenido. La firma TESCO esta experimentando con Watson, uno de los proyectos de IBM orientado a este terreno, cuyo objetivo será crear un sistema que recomiende recetas personalizadas a los clientes, indicando además donde se encuentran los productos.

También se dio a conocer que aquella parte del proceso de compra que resulta más engorrosa y por ende en donde aplicarán la última tecnología con la finalidad de mejorar el proceso de compra es el paso por caja. Las largas colas, el embolsado de los productos ante la mirada impaciente de los que están detrás, o el proceso de pagar con los distintos medios son momentos que a la mayoría le encantaría evitar. En este punto ya hace un tiempo que se esta desarrollando la tecnología del pago biométrico, que es aquel en los que se pone un dedo en el lector dada por finalizada la compra, abonando la misma obteniendo tu identidad desde tu huella digital y sincronizándose con tu cuenta bancaria. Otro de los avances se aplicará en la selección de los productos, ya no metiéndolos en tu carrito, el cual debes empujar por un largo tiempo. Sino que ya se esta experimentando con apps que leen código de barras, haciendo el conteo del precio de forma que al llegar a caja solo haya que pagar.

Compartir:

Quizás también te guste...

Deja un comentario